Agricultura


Los microorganismos benéficos, además de contribuir en la producción de buenos vinos y quesos; son ayudantes invaluables en su plantación.

El EM•1 tiene una amplia gama de aplicaciones en la agricultura que va desde el acondicionamiento del suelo, el beneficio de la producción, hasta el aprovechamiento final de los residuos provenientes de la industrialización. El uso de la Tecnología EM™ es simple y totalmente adaptable a las condiciones existentes en los actuales sistemas de producción agrícola.

A continuación, le informamos cómo usar el EM•1® y los beneficios que esta tecnología puede brindarle.

Acondicionamiento y Mejoramiento de suelos

Semilleros, Trasplante y Siembra Directa

Sanidad de las plantas y de la producción

Manejo de residuos orgánicos

Tratamiento de efluentes

 

Acondicionamiento y Mejoramiento de suelos

 

El EM•1® puede ser utilizado para mejorar las condiciones físico-químicas y microbiológicas del suelo; además de que ayuda a acelerar la descomposición natural de los residuos orgánicos dejados en el campo después de la cosecha.

 

Modo de Usar y Consideraciones

•    20 a 40L por ha de EM•1®-Activado, realizando de 4 a 8 aplicaciones anuales.


Para un mejor y rápido resultado, se puede realizar el siguiente esquema de aplicaciones y dosis:

•    1º año - 40 L por ha de EM•1®-Activado, realizando 8 aplicaciones por año.

•    2º año - 30 L por ha EM•1®-Activado, realizando 6 aplicaciones por año.

•    3º año en adelante - 20 L por ha de EM•1®-Activado, realizando 4 aplicaciones por año.

* Si existe un sistema de irrigación, no hay costo de aplicación ya que el EM•1®-Activado puede ser usado a través del sistema, diluido directamente en el tanque de captación o dosificado en el sistema venturi.

 

Beneficios

•    Acelera la descomposición natural de los residuos de la cosecha dejados en el campo.

•    Promueve la formación de agregados en el suelo y aumenta la resistencia contra la compactación.

•    Estimula el crecimiento de las raíces, mejorando la capacidad de absorción de agua y nutrientes.

•    Aumenta la viabilidad y disponibilidad de los nutrientes  y de las fertilizaciones en el suelo.

•    Mejora la calidad de producción: tamaño, color y resistencia de la cáscara.

•    Ayuda a mejorar la estructura  y porosidad del suelo.

•    Maximiza la conversión de materia orgánica en humus.

•    Aumenta la producción natural de humus y favorece la producción de sustancias orgánicas beneficiosas que promueven el crecimiento, mejorando la nutrición de las plantas al estar soluble el fósforo y el potasio.

•    Aumenta la población de microorganismos benéficos y  ayuda a suprimir los microorganismos  causantes de enfermedades; incluso contribuye a reducir los nematodos. Consecuentemente,   disminuye el uso de fungicidas y nematicidas.

•    Ayuda a limpiar los tubos y aspersores del sistema de irrigación.

Ir al Top

 

Semilleros, Trasplante y Siembra Directa

 

El EM•1® puede ser utilizado en las primeras etapas de establecimiento de cualquier cultivo, ya sea desde el establecimiento de los semilleros, en el trasplante o hasta en la siembra directa.

El objetivo de usar el EM•1® en la propagación (sexual o asexual), en el trasplante de plántulas (raíz desnuda o con sustrato) es generar una protección del material para que cuando entre en contacto con el suelo o sustrato, se minimice la aparición de enfermedades relacionadas con este proceso. De igual forma, el uso del EM•1® favorece la germinación de semillas y el crecimiento de rebrotes, entre otros.

 

Modo de Usar y Consideraciones

 

1.    Semilleros

 

•    Seleccionar el material vegetal a ser propagado (semillas, estacas, rizomas, etc.).

•    Lavar el material vegetal y secarlo en la sombra.

•    Preparar en un recipiente limpio una solución de agua y EM•1®-Activado al 2%, por ejemplo, 0.5 L de EM•1®-Activado en 25L de agua.

•    Sumerja el material vegetal en la solución y déjelo ahí el tiempo correspondiente según su tamaño. No exponga el material a la luz solar directa.

Semillas Grandes: 1 hora

Semillas Medianas: 30 minutos

Semillas Pequeñas: 20 minutos

Estacas, rizomas, etc.: 30 minutos

•    Sacar el material de la solución y secar en la sombra durante 30 minutos.

•    Sembrar y riegue con abundante agua.

 

2.    Siembra directa

 

•    Preparar en un recipiente limpio una solución de agua y EM•1®-Activado al 2%, por ejemplo, 0.5L de  EM•1®-Activado en 25L de agua.

•    Aplicar la solución sobre las semillas antes de sembrarlas.

 

3.    Trasplante

 

•    Preparar en un recipiente limpio una solución de agua y EM•1®-Activado al 2%, o sea, 0.5L de EM•1®-Activado en 25L de agua.

•    Trasplante con sustrato: Regar la solución sobre las plántulas en las bandejas unos 2 a 3 días antes de la siembra.

•    Trasplante a raíz desnuda: En el momento de sembrar las plántulas sumérjalas en la solución por unos 30 minutos y luego siémbrelas.

 

Beneficios

 

•    Aumento de la velocidad y porcentaje de germinación de las semillas, por su efecto hormonal, similar al efecto del ácido giberélico.

•    Aumento del vigor y crecimiento del tallo y raíces, desde la germinación hasta la emergencia de las plántulas, por su efecto similar a las rizobacterias las cuales son promotoras del crecimiento vegetal.

•    Incremento de las probabilidades de supervivencia de las plántulas debido al vigor de las mismas.

 

Ir al Top

 

Sanidad de las plantas y de la producción

 

Para realizar el saneamiento de las plantas y de la producción es necesario realizar un proceso diferente de activación, que consiste en la adición de productos naturales como melaza, vinagre de alcohol o de frutas y alcohol al 40%. El procedimiento para la activación es idéntico a la activación padrón del EM•1® y no requiere de mayores cuidados. El resultado de este proceso es el  EM•5.

 

¿Cómo hacer EM•5?


•    Preparar una solución con los siguientes ingredientes y cantidades:

Agua limpia y sin cloro ......   600ml (60%)
Melaza................................. 100ml (10%)
Vinagre de frutas ................ 100ml (10%)
Alcohol de 40% ...................100ml (10%)
EM•1 ...................................100ml (10%)

•    Disolver la melaza en el agua en un recipiente plástico que permita el cierre hermético.
•    Agregar el vinagre, el alcohol y el EM•1®.
•    Agite bien para disolver los ingredientes hasta formar una solución homogénea.
•    Cierre bien el recipiente para evitar la entrada de aire.
•    Mantenga el recipiente en un lugar cuya temperatura oscile de cálida a caliente (25 a 40ºC) durante un período de 4 a 7 días para su respectiva fermentación.
•    Durante la fermentación, y ya a partir del 2º día,  se produce  gas. Es necesario eliminar el exceso abriendo el recipiente apenas lo suficiente para extraerlo. Realice la extracción del gas cada vez que  sea necesario.
•    El EM•5 está listo para usar a partir del 4 al 7º día, cuando el pH de la solución esté abajo de 4,0, o cuando presente un olor agridulce agradable y exista un cambio de color de café-oscuro a café-anaranjado.
•    El EM•5 debe  utilizarse durante los 35 días siguientes después de su activación de lo contrario pierde eficacia.
•    Almacene el EM•5 siempre bien tapado, en un lugar fresco, aireado y fuera del alcance de niños y de animales domésticos.
•    Si el olor de la solución recuerda algo podrido, no es agridulce y agradable o el pH no está debajo de 4,0, entonces hubo contaminación y la solución deberá ser eliminada.
•    ATENCIÓN: Para la activación del EM•5 no use envases que puedan ser confundidos con bebidas.

Modo de usar y consideraciones


•    Prepare una solución de 0,1 a 1 L de EM•5 para 10 L de agua.
•    Pulverizar después de la germinación, o antes de que las plagas y enfermedades comiencen a afectar la plantación.
•    De preferencia aplique durante las mañanas o después de las lluvias.
•    Aplique regularmente.
•    Ya que el EM•5 NO es un pesticida, ni germicida, y mucho menos un agroquímico, los métodos de aplicación y los resultados obtenidos son diferentes a los de los químicos. Los agroquímicos son usados para resolver un problema rápidamente y son aplicados en intervalos específicos. El EM•5, por otro lado, debe ser aplicado regularmente después de la germinación o rebrotes, y antes de que cualquier enfermedad o plaga comience a infestar la plantación. Si esto no es realizado y las plagas y enfermedades aparecen o ya están en la plantación; el EM•5 debe ser aplicado diariamente hasta que los problemas desaparezcan.
•    En cultivos anuales aplicar semanalmente y en cultivos perennes cada 15 días. Incluso cuando no hay problemas de plagas o enfermedades.

Beneficios


•    Ayuda a acelerar el proceso de germinación de las semillas.
•    Aumenta la resistencia natural de las plantas contra plagas y enfermedades.
•    Ayuda a disminuir la incidencia de nemátodos y enfermedades en las raíces.
•    Es de bajo costo.
•    Es un producto natural y totalmente seguro a la salud humana, animal y al medio ambiente.

 

Ir al Top

Manejo de residuos orgánicos


Los residuos provenientes de la cosecha o de los procesos de transformación industrial (aceites, harinas, cáscaras, frutas, hojas, ramas, etc.) pueden ser transformados en un fértil abono tipo Bokashi en un período de 2 a 3 semanas. La palabra “Bokashi” es de origen japonés y significa materia orgánica fermentada.

Modo de usar y consideraciones


•    1 L de EM•1®-Activado por cada 1m³ o tonelada de material (total de la mezcla de los residuos).
•    Generalmente 18 L de agua son suficientes para pulverizar 1m³ de material a ser compostado. Diluya 1 L de EM•1®-Activado en 18 L de agua.
•    Si es posible, agregar a la mezcla cal o yeso en una proporción de 10Kg por m³, para ayudar en la retención del nitrógeno.
•    Estiércol bovino, caprino, avícola o suino puede ser agregado mientras no sobrepase el 40% del total de la mezcla de residuos.
•    Si las partículas de los residuos son muy grandes, triture el material. Esto acelerará el proceso de fermentación.
•    Mientras mezcla el material, pulverice la solución de EM•1®-Activado sobre todo el material para que pueda entrar en contacto con todas las partículas.
•    Solo es necesario pulverizar una vez.
•    Forme camas de 1,5m de altura por 3m de ancho para facilitar el manejo del material.
•    Para una mejor fermentación mantenga una humedad de 40% (un 40% de humedad es óptimo cuando al presionar el material con la mano, no escurre agua entre los dedos) y, si es posible, cubra el material con una lona plástica.
•    Realice el control de la temperatura y evite que exceda los 60ºC. Si la temperatura traspasa este límite, realice nuevamente la mezcla del material para bajar la temperatura.
•    Dependiendo del tamaño de las partículas y el tipo de material el abono estará listo para ser utilizado en 2 a 3 semanas.
•    Aplique el abono directamente en el campo en la dosis de 1kg por m².

Beneficios


•    Acelera el proceso de fermentación de los residuos orgánicos entre  2 y 3 semanas.
•    Aumenta la disponibilidad de los nutrientes presentes en los residuos orgánicos, principalmente Nitrógeno y Fósforo.
•    Acelera la conversión de la materia orgánica en humus.
•    Enriquece el material con microorganismos benéficos.
•    Reduce el costo de transporte de los residuos para el campo, ya que disminuye el volumen.
•    El proceso es inodoro y no tiene presencia de insectos.
•    Optimiza el espacio físico necesario para la elaboración de abonos orgánicos y, consecuentemente, disminuye el uso de maquinarias y reduce los costos de infraestructura para el aprovechamiento de los residuos.

 

Ir al Top

Tratamiento de efluentes


Una de las mejores herramientas para el tratamiento natural de los efluentes es el EM•1. El uso del EM•1 evita la construcción de instalaciones caras y de alta mantenimiento para el tratamiento de los efluentes, al paso que incluso disminuye el estrés de los trabajadores y restablece la buena relación con la vecindad, ya que estos no van inhalar gases nocivos a la salud y estarán libres de mal olor.

Antes de indicar las dosis y modo de usar, es importante resaltar algunos factores:

•    El EM•1® no es compatible con protozoarios.
•    En efluentes con DBO superiores a 2.000 mg/L consulte nuestra asistencia técnica especializada.
•    El EM•1® no es compatible con reagentes químicos, principalmente oxireductores y sulfactantes, ni con soluciones químicas a base de cloro, creolina y sulfato de plata. El uso de estas sustancias químicas deberá ser suspendido por lo menos 1 mes antes de iniciar el tratamiento con o EM•1®.

El tratamiento de efluentes con el EM•1® deberá ser realizado en dos fases, Tratamiento de Choque y Mantenimiento.

Modo de usar y consideraciones

 

1.    TRATAMIENTO DE CHOQUE


•    Para Sistemas con DBO entre 2.000 y 1.000 mg/L, use la dosis de 1 L de EM•1®-Ativado para cada 500 L del volumen total de las lagunas o tanques de tratamiento.
•    Para Sistemas con DBO abajo de 1.000 mg/L, use la dosis de 1 L de EM•1®-Activado para cada 1.000 L del volumen total de las lagunas o tanques de tratamiento.

Para lagunas y tanques de sedimentación, aireados o no, seguir el siguiente esquema de aplicaciones:

•    Primer mes: 3 aplicaciones semanales en la dosis recomendada de acuerdo con el DBO del sistema.
•    Si al terminar el tratamiento no hay resultados significativos, repetir la dosis por 1 mes más.

2.    MANTENIMIENTO DEL SISTEMA


•    Realizar el mantenimiento del sistema aplicando semanalmente 1 L de EM•1®-Activado para cada 1.000 L de efluente, con base en la carga diaria del sistema.
•    Después de 6 meses de mantenimiento, se realizan apenas aplicaciones trimestrales con la misma dosis.
•    El mantenimiento será necesario siempre y cuando hayan descargas diarias en las lagunas o tanques de tratamiento.

Beneficios


•    Reduce eficazmente el mal olor del sistema.
•    Digiere rápidamente la materia orgánica, y consecuentemente reduce el DBO y DQO.
•    Reduce eficazmente la concentración de coliformes.
•    Reduce eficientemente gases nocivos como amoniaco, hidrogeno sulfhídrico, y el metil-mercaptano.
•    Evita la construcción de sistemas caros y de alta mantenimiento para el tratamiento de los efluentes.
•    Reduce significativamente el lodo sedimentado.
•    Reduce la necesidad de uso de productos químicos.
•    Disminuye significativamente los costos operacionales del sistema.

 

Ir al Top

 

La Tecnología EM™ es sumamente económica, segura, fácil de usar, de alta calidad y produce resultados sustentables en el control de malos olores, en la higienización, en el manejo de los residuos, en la reducción de costos y en el aumento de la productividad de las distintas actividades productivas.

"EL EM•1® es un producto 100% natural, atóxico, no es corrosivo, ni radio activado, ni volátil, ni inflamable y no necesita cuarentena."

EMRO América Latina Derechos Reservados 2008 / Web Design