Acuicultura


Los microorganismos benéficos™, además de contribuir en la producción de  buenos vinos y quesos; son ayudantes invaluables en los sistemas productivos acuícolas.


La Tecnología EM™ es sumamente económica, segura, fácil de usar, de alta calidad, y produce resultados sostenibles. Permite mejorar de forma significativa el entorno de la producción, y a incrementar los parámetros de competitividad asociados a la productividad, sobrevivencia, salud y calidad de la producción. Además, es totalmente adaptable a las condiciones existentes en los actuales sistemas de producción de las granjas acuícolas.  


A continuación, le informamos cómo usar el EM•1® y los beneficios que esta  tecnología puede brindarle.


El Plan de Uso de la Tecnología EM™ en la Acuicultura contempla 4 etapas objetivas:


•    Aplicación del EM-Bokashi en el fondo de los tanques como fuente de materia orgánica y complementada con metabolitos derivados del proceso de fermentación anaeróbico del Bokashi. Este producto está direccionado al incremento de materia orgánica y revitalización de los tanques.

•    Preparación del fondo del tanque con la adición de microorganismos aeróbicos y anaeróbicos benéficos para supresión de los microorganismos patógenos.

•    Establecimiento de los microorganismos benéficos en el sistema a través de la adición en la columna de agua.

•    Desarrollo de la capacidad inmunológica de la producción.

Preparación y aplicación del EM-Bokashi

Llenado y preparación previa de los tanques

Adición del EM•1®-Activado a los sistemas de producción

Núcleo del Alimento EM – Fermentación del Alimento

 

Preparación y aplicación del EM-Bokashi


Para la preparación del EM-Bokashi, use los siguientes ingredientes:

-53% de Salvado de Arroz

-30% de Salvado de Soya

-17% de EM•1®-Activado


•Realice los siguientes procedimientos:

-Distribuya el material seleccionado sobre una superficie compactada y limpia, de preferencia sobre una lona plástica o piso de cemento;

-Pulverice el EM•1®-Activado sobre todo el material, mezclando bien para homogenizar. Si el agua usada en la pulverización no es suficiente, agregue más agua al material para obtener una humedad final entre 30 a 35%.

-Coloque el material en una bolsa plástica o recipiente que pueda mantener las condiciones totalmente herméticas. Si puede usar bombonas plásticas de 200 L con tapa removible.

-Haga la extracción del aire del interior de la bolsa plástica o recipiente, ya sea por medio de presión manual o con un aspirador. Cierre muy bien para evitar la entrada de aire.

-Coloque las bolsas plásticas o recipientes en un local fresco y al abrigo de luz, y deje fermentar naturalmente por lo menos por 7 a 10 días. Durante este período, haga el control de la temperatura, para que la misma no ultrapase más de 35ºC. Se la temperatura ultrapasar este límite, vuelva a mezclar el material.

-Después de este período, el Bokashi deberá presentar un olor agridulce agradable, recordando a un licor. En este momento, el Bokashi está listo para ser usado.

-Si el Bokashi no presenta olor agradable, eso significa que hubo contaminación, y el material deberá ser descartado.

 

Modo de usar y consideraciones


•    En promedio se usa 500 Kg de EM-Bokashi por hectárea por ciclo, dependiendo del estado del fondo del tanque.

•    El EM-Bokashi deberá ser distribuido uniformemente en el fondo del tanque por los menos una semana antes de comenzar el proceso de llenado.

•    El fondo del tanque deberá ser humedecido antes de la aplicación del EM-Bokashi.

Ir al Top

 

Llenado y preparación previa de los tanques

Modo de usar y consideraciones


•    Durante el proceso de llenado de los tanques, proceso estimado en 5 días, se realiza una aplicación diaria de 150 L de EM•1®-Activado por hectárea, desde el día en que se inicia el llenado del tanque, donde deberá ser obtenido un total de 750 L de EM•1®-Activado por hectárea.

•    El EM•1®-Activado deberá ser diluido uniformemente en el total del agua utilizada para completar el llenado del tanque. Es recomendable que el EM•1® sea activado próximo a los tanques para facilitar la operación.

•    Contando a partir del inicio del 1º día de producción hasta el 120º día, se realiza un proceso diario de aplicación de EM•1®-Activado en la dosis de 100 L por día por hectárea.

•    El EM•1®-Activado deberá ser uniformemente diluido en la entrada del sistema, y los tanques de activación deberán estar próximos al tanque para facilitar la aplicación, que podrá ser realizada por un dosificador automático.

Ir al Top

 

Adición del EM•1®-Activado a los sistemas de producción


Contando a partir del inicio del 1º día de producción hasta el 120º día, se realiza un proceso diario de aplicación de EM•1®-Activado en la dosis de 100 L por día por hectárea.

El EM•1®-Activado deberá ser uniformemente diluido en la entrada del sistema, y los tanques de activación deberán estar próximos al tanque para facilitar la aplicación, que podrá ser realizada por un dosificador automático.

Ir al Top

 

 

Núcleo del Alimento EM – Fermentación del Alimento


La fermentación de parte del alimento está orientada al enriquecimiento microbiológico del tracto digestivo, mejorando la digestibilidad, la conversión alimentaria y el aumento en la capacidad inmunológica.

Igualmente, desde el 1º día de producción hasta el 120º se incorpora a la alimentación, una parte de alimento fermentado con EM•1®-Activado. Este alimento fermentado, no deberá exceder al 5% del total ofrecido diariamente.

Para la fermentación del alimento use la dosis de 1 L de EM•1®-Activado para cada 10 Kg de alimento o concentrado, y realice los mismos procedimientos descritos para la preparación del EM-Bokashi.

 

Modo de usar y consideraciones


•    Use diariamente 5% del alimento fermentado en el total del alimento ofrecido.

•    Mezcle bien el alimento fermentado con el alimento normal.


CONSIDERACIONES SOBRE LA METODOLOGÍA


•    Para la activación del EM•1® se requiere montar en la unidad, tanques con capacidades específicas para la apropiada fermentación del EM•1®, los cuales garantizaran los volúmenes necesarios a ser programados.

•    Estos tanques de fermentación son simples y pueden ser de plástico o fibra de vidrio.

•    ESTE PLANO DE USO NO CONTEMPLA IMPLEMENTACIONES PARCIALES, y su éxito depende altamente de la capacidad de ejecución. Para eso, por lo menos un técnico deberá ser capacitado y estar apto para hacer el debido acompañamiento de las actividades.

 

Beneficios


•    Mejora significativamente la calidad del agua como la turbidez, oxigeno disuelto y pH.

•    Reduce eficazmente los costos de producción.

•    Realiza naturalmente el tratamiento del agua y reduce eficazmente la concentración de coliformes.

•    Reduce eficientemente la producción de gases nocivos como amoniaco, hidrogeno sulfhídrico y el metano.

•    Reduce significativamente el lodo sedimentado.

•    Reduce la presencia de microorganismos patógenos en el agua y en el suelo, y mejora el sistema inmunológico, reduciendo la incidencia de enfermedades como la Mancha Blanca.

•    Reduce la necesidad del uso de productos químicos, como antibióticos y cal.

•    Ayuda a disminuir los índices de mortalidad, aumenta el rendimiento y la densidad del cultivo.

•    Con el mejoramiento de la flora intestinal, aumenta la conversión alimentar y disminuye el tiempo de producción.

•    Permite una producción más saludable, limpia y sin impactos ambientales.

Ir al Top

 

Para mayores informaciones entre en contacto con uno de nuestros representantes.

"Una sociedad sostenible basada en la coexistencia y en la coprosperidad, en la información de calidad, en la seguridad, en la conveniencia, en el bajo costo y en la alta calidad." (Dr. Teruo Higa)

Espanol | Portugues | English